lunes, 18 de agosto de 2008

Violencia en norte de México deja 21 ejecutados, 14 de ellos en un baile

CIUDAD JUAREZ, México/AFP.- Al menos 21 personas murieron la noche del sábado al domingo en el estado mexicano de Chihuahua (norte), entre ellas 14 personas, incluido un niño de un año, que fueron acribillados por un comando fuertemente armado cuando salían de un baile en el poblado de Creel.
Información del Centro de Inteligencia Policial (Cipol) de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) establece que entre las 14 víctimas se encuentran un menor y algunas mujeres, que la noche del sábado fueron víctimas de ráfagas de rifles de asalto AK-47, habitualmente utilizados por sicarios del narcotráfico.
"Unas 20 personas salían del salón de baile del poblado y fueron rafagueadas por hombres armados que viajaban en al menos tres camionetas y que portaban armas de grueso calibre", informó la madrugada del domingo la Policía Municipal de Creel, en la sierra Tarahumara.
Un oficial de policía explicó poco antes que entre los muertos había un niño de cuatro años y un bebé de unos meses, y que varios heridos fueron trasladados a centros de salud de la zona.
Según la policía local, el grupo de personas agredidas presumiblemente también llevaba armas de fuego y alcanzó a disparar al comando armado, por lo que hubo muertos en ambos lados.
El poblado de Creel, visitado por turistas mexicanos y extranjeros por encontrarse en una zona de barrancas de cobre, se encontraba la noche del domingo prácticamente cerrado por un operativo policial para localizar a los atacantes.
Mientras tanto, en otros puntos de este distrito mexicano, la ola de violencia en la noche del sábado dejó siete muertos más, cinco de ellos en Ciudad Juárez, uno en la capital, Chihuahua, y uno más en el municipio de Guadalupe.
La violencia en México ligada al crimen organizado, sobre todo el narcotráfico, ha dejado ya 2.682 muertos en lo que va de 2008, lo que supera las 2.673 ejecuciones registradas el año pasado, según un recuento del diario mexicano El Universal.
El estado de Chihuahua (norte), fronterizo con Estados Unidos, es el más violento, con un total de 1.026 ejecuciones, es decir 38,2% del total del país, además de que en tan sólo 20 días, del 15 de julio al 5 de agosto, se registraron 326 ejecuciones en ese distrito.